Historia: Los Relatos de Manware. Por: kenan y kel

losre

Era una noche fría y nublada,
No se escuchaba nada alrededor
Ahí estaba yo luchando contra la tormenta,
Mis pies se paralizaban, casi no podía respirar,
mi pelo estaba congelado mi scimtar no salía de
su lugar, mi escudo me pesaba como si tuviese un
elefante en la espalda muy cansado y
Deseando salir de ese lugar que nadie quisiera llegar
Mis fuerzas eran escasas debido a la dura
Batalla que me ah tocado emprender hasta aquí,
Casi a punto de desplomarme del cansancio
Vi a un hombre al frente mío,
Cuando ya no di más me desmaye y hasta ahí recuerdo.

Desperté en una choza junto al fuego pero sin nadie alrededor
Ya tenía fuerzas para poder caminar entonces decidí explorar la casa,
Cuando llegue a la cocina vi a un hombre que estaba preparando sopa,
Era alto, un poco viejo y sus manos eran arrugadas.
El me pregunto:”descansaste?” y le respondí:”si, muchas gracias”
El señor dejo de hacer la sopa y me invito a recostarme otra vez,
Yo acepte y me fui al lado del fuego. Después de unos minutos vino y me dijo
¿Cómo te llamas? Yo con orgullo hacia mí mismo dije Kenan señor y usted?
Yo me llamo Manwake cazador de dragones. Le pregunte:”a que se debe ese nombre?”,
El me respondió:”es una larga historia muchacho estas dispuesto a oírla?” yo acepte moviendo
Mi cabeza y ahí fue cuando comenzó.

Era joven casi como tú, Era el más valiente del pueblo,
Mataba a los invasores, Recogía las cosechas, exploraba nuevos caminos y rutas, en fin
Un millón de cosas.
un día llego al pueblo un joven, era alto,
era fuerte y su espada era mucho más fuerte que la mia,
Se llamaba Dragonite un luchador que recorría el mundo
El quería ser el duro del pueblo, entonces me reto a un Duelo.
Yo acepte sintiendo temor en mi de perder y salir derrotado
como un perderdor. La batalla se puso para el siguiente Día
a las 11 de la mañana.

Al otro día el sol apareció distinto a como aparecía siempre,
en la aldea no se escuchaba nada; Solo murmullos y
pensamientos acerca de la batalla que se iba a librar.
Salí yo, un poco miedoso sosteniendo mi espada de adamant
forjada por mi padre con la que siempre había derrotado
a mis adversarios. Pero cuando sale Dragonite me impresione,
su espada era azul, un material nunca visto por la aldea
recordando los relatos que me había dicho mi papa,
recordé algo sobre la gran armadura de “Rune” hecha por los
mejor material que podría existir, El Runite los mineros más expertos
iban a recoger este material extraño. Muchos perdían la
vida pero algunos regresaban con la gran satisfacción de haber
sobrevivido y haber recogido el Runite.

Recordando esto mis venas se paralizaron, tenia mucho miedo de
no salir con vida de aqui.

8 Responses to Historia: Los Relatos de Manware. Por: kenan y kel

  1. WhiteDraco I says:

    😮 no esta mal tu historia, la vas a terminar?

  2. go sosoli5k says:

    muy buena historia un 10!

  3. go sosoli5k says:

    yo creo que la termina esta muy buena

  4. gonza950 says:

    Esta muy buena, la tendrias que terminar, y si te fijas ME PARECE que esta mal escrito donde dice:
    “tenia mucho miedo de no salir con vida de aqui”

    No es:
    “tenia mucho miedo de no salir con vida de ahi” ?

  5. los misterios de Makiabelist says:

    Era un dia el cual estaba lluvioso y habia perdido mi amadura Saradomin la perdi en lvl 45 de wildners.

    Yo sali corriendo a buscar la saradomin, cuando pase a la wild estaba escuchando un sonido muy raro ademas me sentia muy frio,me paso por el lado un Revenant Dragon ¡tenia dos cabezas! y senti escalofrios y en ese momento dije esto no puede ser sierto y corria cada vez mas,no sabia que pensar si era sierto o no.

    Cuando llegue y veia mi Saradomin ohi un ruido parecido al de un revenant y sali corriendo por que me asuste y no queria perder mi Saradomin de nuevo y lo vi de nuevo y ahora si lo creia el Revenant Dragon me ataco y me mato y me traume y no volvi a jugar runescape hasta hoy.

    FIN

  6. richard bonagas says:

    regular

  7. emispwnedyou says:

    hehehe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *